lunes, 6 de septiembre de 2010

El mago

Y el mago abrio el sombrero y sacó un abrazo, los asistentes quedaron extasiados, nunca habian visto uno antes, el ultimo individuo que se habia atrevido a realizar esos actos censurablemente obscenos habia sido lapidado hace mucho por el desprecio del buen comportar que venia resumido en el manual de alguien que nunca tuvo mucho para hacer.
Todos aplaudieron a rabiar, aunque no comprendian mucho lo que un abrazo era.

1 comentario:

  1. Cuando las autoridades encuentren a ese mago terminará sacrificado.

    ResponderEliminar